Opinión

El ferrocarril Madrid-Cuenca-Valencia en el Parlamento Europeo

La admisión por parte de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo del escrito de petición sobre el ferrocarril, es importante por varios motivos. En primer lugar, porque subraya el importante papel que tiene la Unión Europea, en la política estatal y regional. Y, en segundo lugar, porque demuestra hasta qué punto es conveniente que existan, en los regímenes democráticos, instituciones cercanas y abiertas, que verdaderamente propician la participación ciudadana.  

Cuando los Tratados de la Unión crearon, hace veinte años, la ciudadanía europea, lo hicieron con la aspiración de colocar a las personas en el centro. Los dirigentes europeos pretendían que sintiéramos las instituciones europeas más próximas y menos remotas. De ahí que establecieran, como derecho de la ciudadanía, el derecho de petición ante el Parlamento Europeo. 

Pues bien, basándose en el derecho de petición, Cuenca Ahora y la España Vaciada, acudieron al Parlamento Europeo para expresar el sentimiento de las personas de la provincia que, mediante escritos y manifestaciones, mostraban su rechazo a que los poderes públicos descapitalicen Cuenca y, en el Año Europeo del ferrocarril, cometan el estropicio de suprimir la línea férrea Madrid-Cuenca-Valencia.  

La petición señalaba que el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) y el Administrador de infraestructuras ferroviarias (Adif), no se dedican a aumentar la cuota del ferrocarril, en el transporte de pasajeros, sino que descuidan los trenes regionales, desanimando activamente a los pasajeros para que no viajen en ellos.  

Denunciaba el escrito que MITMA y Adif, en vez de llevar a cabo la “modernización y renovación de las líneas regionales infrautilizadas, para lograr un bajo impacto ecológico y favorecer la cohesión social y económica”, promuevan la destrucción de la línea férrea, cuando el objetivo prioritario de la Unión Europea. es apoyar la labor de los Estados miembros, las autoridades regionales y locales para aumentar la cuota del ferrocarril en el transporte de pasajeros, 

La petición subrayaba la incoherencia, de MITMA y Adif, que, con su propuesta de destrucción del ferrocarril, están llevando a cabo una medida contraria a la Decisión del Parlamento Europeo y el Consejo de transformar la economía de la Unión; también ponía de relieve, que la política de destrucción del ferrocarril, aceptada por distintas consejerías del gobierno regional, implicaba rechazar la opción de disponer de “un transporte más sostenible … (que) ayudaría a lograr el ambicioso objetivo de reducción de las emisiones establecido en el Pacto Verde Europeo”.  

Que la petición haya sido declarada admisible, por el Comité de Peticiones del Parlamento Europeo ¿qué relevancia posee? Sin duda mucha, es importante porque da a entender que su contenido tiene relación con la competencia y actividad de la Unión Europea.  

Una vez admitida la petición ¿qué puede suceder a continuación? la Comisión de Peticiones del Parlamento puede proceder de una o varias de las maneras siguientes. En primer lugar, solicitar de la Comisión Europea que lleve a cabo una investigación preliminar y facilite información sobre si el plan, del Ministerio y Adif, cumple con la legislación comunitaria; para lo cual la Comisión de Peticiones puede remitir la petición a otras comisiones del Parlamento Europeo, al objeto de completar la información.  

Es posible que el Comité de Peticiones del Parlamento Europeo solicite a las autoridades estatales y regionales información o aclaraciones, sobre las cuestiones planteadas en la petición”

Asimismo, es posible que el Comité de Peticiones del Parlamento Europeo solicite a las autoridades estatales y regionales información o aclaraciones, sobre las cuestiones planteadas en la petición. Y, por último, hay ocasiones en las que se elaboran resoluciones, que el Parlamento Europeo vota; o bien, se realiza una visita de investigación a la región de que se trate, con vistas a emitir un informe que contenga las correspondientes observaciones y recomendaciones.  

En cualquier caso, nos parece esencial que, gracias al derecho de petición, el problema del ferrocarril Madrid-Cuenca-Valencia haya entrado en la agenda del Parlamento de la Unión Europea. Confiemos en que la actuación del Parlamento Europeo sirva como ejemplo a nuestros representantes en las Cortes regionales, para que uno de estos días se atrevan a abordar el tema del ferrocarril, lo debatan y hagan pública su posición.    

Entre tanto, y como reflexión final, solo resta decir que sería interesante que los ciudadanos de la provincia de Cuenca, como estrategia de movilización en defensa de sus derechos, “miren arriba” y apoyen la petición. Para ello deben entrar en la página del Comité de peticiones del Parlamento  Home | PETI | Committees | European Parliament (europa.eu) , registrarse y clicar en petición 0716/2021.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Los datos introducidos serán tratados con el fin de controlar el spam y gestionar los comentarios. No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Tiene derecho de acceso, rectificación, portabilidad y olvido contactando con nosotros.