Sindicatos

CCOO Castilla-La Mancha cree que se ha dado un paso de gigante para garantizar el futuro de las pensiones

Revalorizar las pensiones conforme a la subida de precios cada año, derogar el factor de sostenibilidad que iba a provocar pensiones más bajas a cada generación, y garantizar ingresos suficientes para la viabilidad del sistema público de pensiones son los puntos centrales del principio de acuerdo alcanzado por Comisiones Obreras y UGT con las organizaciones patronales CEOE y CEPYME y el Ministerio de Seguridad Social.

El principio de acuerdo anunciado hoy lunes es “un paso de gigante para garantizar el futuro de las pensiones en este país”, ha asegurado Paco de la Rosa, secretario general de CCOO Castilla-La Mancha, una comunidad donde se pagan 377.661 pensiones cada mes, casi 220.000 de ellas de jubilación, y donde una buena parte de los pensionistas necesitan el complemento a mínimos para alcanzar la cuantía de la pensión legal.

De la Rosa ha subrayado que las negociaciones de los sindicatos con la patronal y el Ejecutivo han permitido alcanzar puntos que eran fundamentales para CCOO, como la derogación de la reforma del sistema aplicada en 2013 por el Gobierno del Partido Popular. “Ahora se adopta una nueva fórmula de revalorización de pensiones ligada al IPC medio registrado que garantiza plenamente el mantenimiento del poder adquisitivo”. Se deroga a su vez el Factor de Sostenibilidad, que suponía pensiones más bajas en relación a la evolución de la esperanza de vida.

Este avance supone “la garantía de la suficiencia de las prestaciones tanto de los actuales pensionistas como para los futuros jubilados; ahora las subidas de las pensiones irán acordes al IPC, no al equilibrio que el Gobierno quisiera hacer”. Desde CCOO CLM su secretario general ha considerado que es un punto relevante, más en una comunidad como Castilla-La Mancha “donde hay pensiones medias por debajo de la media estatal a causa de los bajos salarios y con un 44,6 % de las pensiones de mujeres que necesitan el complementos a mínimos”.

En el principio de acuerdo es de valorar a su vez el compromiso del Estado como garante público del sistema de pensiones, incluyéndose en la Ley General de Seguridad Social una cláusula mediante la que anualmente se realizará una transferencia a través de los Presupuestos Generales del Estado del entorno a de un 2% del PIB.

El acuerdo de pensiones incluye también medidas orientadas a una revisión del modelo de jubilación anticipada. Se reducen de forma generalizada los coeficientes reductores, se da mayor equidad a las reglas de jubilación anticipada para los voluntarios o involuntarios, y se amplían los derechos de jubilación en varias modalidades. “Se iguala en este marco los derechos vinculados a los periodos de servicio social femenino obligatorio al que ya disfrutaban los del servicio militar”, apunta.

Además, el acuerdo refuerza el sistema de incentivos para garantizar la adecuación voluntaria de la edad efectiva y legal de jubilación. “En Castilla-La Mancha, en lo que llevamos de año, más del 40% de las personas que se jubilan lo hacen a los 65 años y algo menos del 20% a los 63”, indica el sindicato.

En el acuerdo se desarrolla también una batería de medidas, según desgrana el sindicato por la que se reconocen “nuevos derechos” o se amplían algunos de los que ya existían, entre los que destaca la equiparación de la pensión de viudedad para las parejas de hecho, la extensión del derecho a cotización por todos los programas de formación (becas) vinculados a estudios universitarios o de formación profesional tengan o no carácter remunerado, o la mejora de los convenios especiales de cuidadores familiares de personas en situación de dependencia, entre otros.



Deja una respuesta