Advertisement
Empresas

Castilla-La Mancha es la tercera región con menor impacto de los ERTE en su población activa

Castilla-La Mancha es la tercera comunidad autónoma con menor impacto de los ERTE en el conjunto de su población activa, con un 1,8 por ciento de personas afiliadas en la región afectadas por estos expedientes al cierre del mes de abril, 1,6 puntos por debajo de la media del país. Así lo ha destacado la viceconsejera de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral, Nuria Chust, al inicio de la reunión de la Comisión de Seguimiento de los ERTE, un órgano de participación y encuentro para el análisis e información que ha cumplido recientemente un año en Castilla-La Mancha, desde su creación el 26 de marzo de 2020.     
 
La Comisión de Seguimiento de los ERTE está compuesta por representantes del Gobierno regional, a través de la Viceconsejería de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral y la Dirección General de Autónomos, Trabajo y Diálogo Social; el Servicio Público de Empleo y la Inspección de Trabajo, por parte de la Administración estatal; y por representantes de los agentes sociales CECAM, CCOO y UGT. Desde su creación, se han celebrado más de una treintena de reuniones que han servido “para poner en común diferentes perspectivas en torno a los ERTE, así como para intercambiar información y analizar la ingente normativa laboral que se ha publicado desde el inicio de la crisis sanitaria”, ha explicado la viceconsejera.
 
En este sentido, Nuria Chust ha remarcado que el aniversario de la Comisión se produce con dos noticias positivas que han coincidido en el tiempo. “Por un lado, que Castilla-La Mancha es la tercera comunidad autónoma con un menor impacto de los ERTE en relación a la población activa, que en la región es del 1,8 por ciento y en el conjunto del país es del 3,4 por ciento”, ha señalado, “y por otro la reciente creación del Consejo del Diálogo Social, en el que la Comisión se integrará de forma natural”.
 
La viceconsejera de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral ha asegurado que la Comisión de Seguimiento de los ERTE supuso “una respuesta rápida y certera a los cambios en materia laboral que provocó la crisis sanitaria”, y ha citado las reuniones de la Comisión como “ejemplo de participación democrática y refuerzo del diálogo social”, una máxima que, ha señalado, está presente en las políticas económicas del Gobierno de Castilla-La Mancha. “El diálogo social es la base de una recuperación social y justa, y del desarrollo de una economía inclusiva y sostenible”, ha indicado Nuria Chust, que ha afirmado que la Comisión “ha servido de referentes para otras comunidades autónomas”.



Deja una respuesta