Advertisement
Asociaciones

La Asociación Española contra el Cáncer de Cuenca estrena sede frente al Parque San Julián

La Asociación Española Contra el Cáncer inauguró un nuevo espacio para pacientes y familiares en Cuenca. La Asociación pasará de estar en la Calle Colón a estar enfrente del Parque San Julián, un lugar más céntrico y accesible, a pie de calle, para poder proporcionar una atención integral a cualquier persona con cáncer.  

A esta inauguración asistieron Ramón Reyes, presidente de la Asociación Española Contra el Cáncer; María Dolores Serrano, presidenta de la Asociación en Cuenca; Darío Dolz, alcalde de Cuenca; María Ángeles Martínez, delegada de la junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Cuenca, Montserrat Hernández, delegada provincial de Sanidad en Cuenca y María del Mar Gálvez, paciente de cáncer de mama 

“Este nuevo espacio pone al paciente y al familiar en el centro, todo gira a su alrededor y está pensado para detectar y cubrir las distintas necesidades que van apareciendo a lo largo de la enfermedad y es que, no estamos ante pacientes que solo necesitan atención sanitaria. El cáncer genera desigualdades y es a través de estos espacios donde la Asociación trabaja por paliarlas, prestando servicios gratuitos de atención y orientación social, ayuda psicológica especializada, talleres, unidades de ejercicio físico…” afirmó Ramón Reyes, presidente de la Asociación. 

Por otro lado, María Dolores Serrano, presidenta de la Asociación en Cuenca señaló que “esta inauguración es un antes y un después para nosotros y para la atención de los pacientes y familiares, nuestra prioridad. Esta nueva etapa nos permitirá mejorar nuestros servicios, impulsando la accesibilidad y estando a disposición de cualquier persona en nuestra provincia que nos necesite”.  

Un espacio activo centrado en la persona 

La sociedad y los pacientes con cáncer han sufrido una profunda transformación en los últimos años, apareciendo nuevas necesidades. Por esta razón, la Asociación Española Contra el Cáncer en Cuenca ha dado un paso adelante y ha inaugurado un nuevo espacio para las personas con cáncer y sus familiares. A través de la nueva sede se pondrá la mirada en la persona, creando comunidad para acompañarlas durante todo el proceso de la enfermedad.  

La nueva localización en el Parque San Julián permitirá a la Asociación ser más accesible, pudiendo atender con mayor facilidad a las personas que lo necesiten, independientemente de su situación física o social. De esta forma, la Asociación romperá barreras arquitectónicas y contribuirá a desestigmatizar el cáncer debido a su nuevo diseño diáfano y a su céntrica localización.  

La Asociación, al lado de los pacientes y familiares 

Este nuevo espacio permitirá a la Asociación continuar ofreciendo sus servicios y proporcionando una atención integral, cubriendo las necesidades de las personas y poniendo a su disposición los avances de las nuevas tecnologías para que ninguna persona con cáncer se sienta sola, desatendida o desinformada.  
La Asociación en Cuenca continuará acompañando y escuchando a través de su servicio de apoyo psicológico, guiarán a las personas con su atención social y ayudarán al paciente y al familiar a través de la orientación sanitaria. Todo ello, para mejorar la calidad de vida de los pacientes en todas las etapas de la enfermedad, desde el diagnóstico hasta el duelo o supervivencia.  
Además, esta nueva sede permitirá al voluntario tener un espacio de formación y de escucha activa con el paciente y profesionales, pudiendo empoderarse en su labor directa con las personas con cáncer.  


No todos somos iguales frente al cáncer 

En Cuenca hubo 1.364 nuevos casos de cáncer a lo largo del 2021, siendo el cáncer colorrectal el más diagnosticado en toda Castilla-La Mancha. En cuanto a mortalidad, el cáncer de pulmón se posiciona el primero en la comunidad autónoma con mayor número de muertes atribuibles a este tumor.  

El cáncer agrava las desigualdades sociosanitarias de los pacientes y los familiares, porque “el cáncer es igual para todos, pero no todos somos iguales frente al cáncer” así lo refleja la Asociación a través de su último informe sobre el impacto del cáncer en España. Y es que, no todo el mundo tiene las mismas posibilidades de prevenir y detectar el cáncer, no tienen garantizada una atención integral y continuada que cubra todas las necesidades cuando les es diagnosticada la enfermedad y no todos los cánceres se investigan lo suficiente.  

Aterrizando esta realidad en el territorio, en 2021, en Castilla-La Mancha se diagnosticaron 1.296 nuevos casos de cáncer en personas que se encontraban en situación laboral de riesgo ya que, estaban en paro, eran autónomos o su sueldo se encontraba por debajo del Salario Mínimo Interprofesional. Hay que tener en cuenta que el cáncer provoca al 41% de las familias un gasto directo o indirecto superior a los 10.000 euros durante la enfermedad, siendo en ocasiones inasumible.  

Además, las desigualdades también se aplican al territorio ya que, el código postal afecta más que el código genético en cuanto a prevenir y tratar el cáncer. Un ejemplo sería el Cribado del Cáncer Colorrectal y es que, aún en Castilla-La Mancha hay un 64% de población que no se ha realizado nunca este test que puede salvar vidas.  

Ante la situación, la Asociación responde, ofreciendo sus servicios a cualquier persona con cáncer, familiares o simplemente con dudas vinculadas a esta enfermedad a través de su teléfono gratuito 900 100 036. Además, está presente en sus 52 sedes provinciales, entre ellas, Cuenca, quienes atienden y apoyan a los pacientes y familiares de manera cercana y profesional.